La responsabilidad gozosa

Dios nos llama en lo cotidiano, por lo que necesitamos a alguien que nos enlace con lo trascendente, que nos introduzca en la fe. Seremos invitados a la fe y nos corresponde invitar a otros a la fe, a la seducción de Dios, de tenerlo a Él. Seremos presencia que se convertirá en ausencia para que aflore la adultez de la fe en los otros. Lectura bíblica: Samuel 3,3-10 / Jn 1, 35-42

Esta entrada ha sido publicada en A viva voz (Podcast) y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta