La representación de Dios

El ser humano y las culturas siempre han deseado representar a Dios, pero el problema surge cuando hacemos de la representación un ídolo. Cuando uno cree en algo no se impone, sino que se ofrece y se verifica en los actos. Dios nos desafía a superar nuestro apego a la violencia, la tibieza en la verdad. Lectura bíblica: Mt 16,21-27.

Esta entrada fue publicada en A viva voz (Podcast). Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta